Archivos de la categoría Lingüinis

Chineasy – Aprende a leer chino con facilidad

chineasy

Chineasy un sistema de aprendizaje visual que enseña los caracteres chinos y frases sencillas a través de historias y dibujos divertidos y amenos. Su objetivo: derrumbar la Gran Muralla de la Lengua China.

La metodología – Aprender chino nunca fue tan fácil

Shaolan, su creadora, taiwanesea, hija de una calígrafa, ha desarrollado un método didáctico y entretenido para facilitar el aprendizaje de esta  lengua. Se trata de aprender los caracteres chinos entendiendo su forma básica y significado. Una vez eres capaz de reconocer un grupo pequeño de caracteres básicos, puedes empezar a combinarlos y facilmente aprender docenas de nuevos caracteres. Repitiendo este proceso de “identifica y combina” se pueden llegar a aprender cientos de caracteres en un periodo corto de tiempo.

Un erudito de la lengua china domina unos veinte mil caracteres, pero para alcanzar un nivel básico de conocimiento solo se necesitan unos mil. Pero sorprendentemente, si puedes aprender los 200 caracteres más usados es suficiente para poder leer un 40% de la literatura popular china, o incluso entender señales de tráfico, o menús de restaurante, incluso captar la esencia de páginas web o artículos de periódico.

Shao Lan se ha pasado los últimos dos años deconstruyendo unos dos mil de los caracteres chinos más utilizados e identificado sus 100 “componentes” más importantes. Estos componentes son como diferentes piezas de Lego. Para crear más caracteres solo se necesitan combinar dos o tres (a veces incluso cuatro o cinco) de estas piezas. Es una herramienta poderosa para que los extranjeros puedan entender el significado de los caracteres chinos rápida y efectívamente. El proceso de memorización es divertido, rápido y duradero gracias al estilo ilustrativo y anecdótico de este método.

Sigue leyendo

Predicar: otra razón para aprender lenguas

Desde hace siglos los misioneros de distintas religiones intentaron predicar a los habitantes nativos de las colonias y tierras conquistadas. Para hacer su misión de forma más efectiva solían aprender la lengua indígena del lugar. Recientemente he descubierto que este tipo de actitud sigue viva hoy en día.

Desde hace más de un año vivo en Inglaterra en una ciudad universitaria, y como es normal en Reino Unido, un gran porcentaje de alumnos son chinos (del orden de los 1000 o 2000 personas). Cuando empecé mis clases de mandarín, conocí a unos Testigos de Jehová que estaban aprendiéndolo para predicar entre los estudiantes asiáticos. ¡Van listos! pensé, ¿cómo van a llegar a dominar el chino tanto como para poder predicar? Pues hoy mismo me crucé con otro Testigo de Jehová, Biblia en mano, tratando de “captar” a un estudiante chino, ¡en perfecto y fluido mandarín!

Increíble, ¿verdad? Si es que con suficiente motivación se consigue cualquier cosa, o la fe mueve montañas, como dirán otros.

Lee aquí por qué aprender lenguas.

Extranjerismos en japonés

Cuando vi que la palabra pósit estaba en el diccionario, casi me da un patatús. Lo sé, lo sé, hay que adaptar las palabras al español, y admito que era de los pocos pedantes que intentaban pronunciarlo bien, pero no consigo acostumbrarme.

Hace unas semanas hablé de que estoy empezando a estudiar japonés y comenté algunas cosas sobre el respeto y cómo dirigirse a los miembros de la familia.

En esta ocasión, me gustaría hablaros de cómo hacen los japoneses para introducir palabras extranjeras, como podría ser nuestro “pósit”. Todo esto, recordad, desde el punto de vista de un neófito en la materia.

Los japoneses cuenta con dos silabarios fonéticos, Hiragana y Katakana. Cada uno de ellos consta de 46 símbolos básicos (conocidos como kanas) que representan sonidos. Están las vocales (a, i, u, e, o) y luego sonidos de consonante + vocal (ka, ki, ku, ke, ko, etc.). La única consonante que puede ir sola es la “n.

Sigue leyendo

Japonés respetuoso

japonés respetuoso

Llevo unos tres meses asistiendo a clases de japonés y no puedo evitar comentar algunos detalles del idioma que me llaman mucho la atención. Como soy todavía muy novato, no me siento del todo cómodo escribiendo sobre estas cosas, porque puede que nos las expliquen de manera muy sencilla por estar empezando o que meta la pata muchas veces.

Hace poco aprendimos como referirnos a los miembros de nuestra familia, típica cuestión que se aprende durante las primeras horas de cualquier idioma. Los japoneses tienen, hasta donde yo sé, dos formas distintas para cada miembro de la familia: una respetuosa y otra que no lo es tanto.

Nota: Los símbolos japoneses que escribiré son únicamente Hiragana y Katakana, los dos silabarios fonéticos que tienen. Todavía no sé Kanji. Lo que va entre corchetes no es fonética sino Romaji, que es la transliteración del japonés al alfabeto latino, a efectos prácticos es casi como se pronuncia, con algunas excepciones. 

Así, por ejemplo, abuelo puede decirse de manera respetuosa おじいさん[ojiisan] y con menos respeto そふ [sohu].

Sabiendo que es cuestión de respeto, lo que a cualquiera le viene a la cabeza es que para hablarle a un abuelo tendrías que utilizar el término respetuoso y mucho más si es un abuelo ajeno, ¿no? Pues sí, es así. Pero, ¿cuándo utilizar la forma con menos respetuosa?

Sigue leyendo

Por qué aprender lenguas

aprender lenguas idiomas

Desde pequeño me han apasionado las lenguas. Actualmente hablo español, gallego, francés e inglés; estoy aprendiendo alemán y chino. La pregunta es: ¿por qué aprender lenguas? Supongo que todos estaréis de acuerdo en que saber inglés es imprescindible en el mercado global en el que vivimos. ¿Pero por qué aprender más lenguas? ¿Qué nos aporta saber otros idiomas?

Encontrar trabajo

Siguiendo con el pragmatismo laboral, tener tu curriculum adornado con dos o tres lenguas extranjeras puede darte ventaja sobre otro candidato con experiencia y diplomas similares al tuyo o incluso mejores. Esto ocurre en empresas que tienen un enfoque internacional o a la hora de buscar trabajo en el extranjero (algo que está actualmente a la orden del día).

Viajar

Además, saber la lengua vernácula de un país te permite desenvolverte con soltura y libertad cuando viajas: No tienes por qué depender de un guía o puedes recorrer calles menos conocidas sin miedo a perderte, porque puedes preguntar o interactuar con los nativos. Por ejemplo, hace unos meses estuve en París y en las calles turísticas probé un plato pseudo francés, caro y no excesívamente bueno. Luego decidí recorrerme otras zonas, con el mismo encanto que las más famosas, pero con una diferencia: sólo había franceses en ellas. Allí, los menús de los restaurantes no están en inglés y la relación calidad/precio de la comida aumenta considerablemente. Y esto no es más que un pequeño ejemplo, sin saber francés jamás habría podido disfrutar de París como un francés.

Entender otras culturas

Cuantos más idiomas hables con más personas del mundo podrás hablar y poder comunicarse con gente de tantos países es realmente enriquecedor. Sin saber su lengua dificilmente  podrás entender sus culturas. Porque la cultura y la forma de pensar de los pueblos se transmite a través del lenguaje. Si sabes otras lenguas, no sólo podrás hablar con gente de otros países, sino que también podrás ver películas o series en versión original o leer literatura universal en la lengua en la que fue escrita. Así uno puede disfrutar la experiencia completa, tal como el autor la quiso comunicar. Porque por muy buena traducción que se haga, es inevitable que se pierdan algunos matices de la versión original.

Pensar y aprender de otras formas

Esto nos lleva al siguiente punto. La hipótesis de Sapir y Whorf dice que la estructura del lenguaje afecta a la manera en que los hablantes conciben el mundo. Nuestro cerebro está modificando sus conexiones continuamente, por tanto aprender otra lengua y entender su cultura nos ayudarán sin duda a poder “pensar mejor”, de una manera más abierta y flexible.

Además,  diversos estudios han comprobado experimentalmente que ser bilingüe mejora otras habilidades cognitivas o de aprendizaje y puede proteger contra la demencia en la vejez. Aquí os dejo un enlace (en inglés por supuesto) a un artículo del New York Times donde se resumen algunos de estos hallazgos.

Encontrar pareja

Finalmente, ¿no dicen que lo extranjero nos atrae más porque es más exótico? Pues saber idiomas te puede ayudar a ligar con esas bellezas de otros países. Puede ser cuando estás de viaje, cuando no lo estás pero conoces a turistas, en cursos de idiomas o especialmente cuando eres estudiante de intercambio. ¿Cómo sino un español como yo habría podido conocer a una singapurense en Inglaterra?

En definitiva, aprender idiomas es tiene un sinfín de  ventajas. En este artículo he mencionado algunas en el plano laboral, cultural, social y cognitivo pero hay muchas más. ¿Y tú por qué aprendes lenguas extranjeras? ¿Cuáles hablas?

DESCUBRIENDO LINGÜINIS: El que tiene más fonemas

Si la última vez os hablaba del Rotocas, la lengua con menos fonemas, ahora os voy a hablar de la lengua que tiene más sonidos, el Taa, también conocido como !Xoon o !Xoõ, que podremos escuchar a unas 4000 personas en Botsuana y algunas zonas de Namibia.

Dependiendo de la variedad dialectal y según como se haga la clasificación de los fonemas tiene entre 58 y 87 consonantes, entre 20 y 31 vocales, y entre dos o cuatro tonos. Comparadlo con el Rotokas que como máximo tiene 14 sonidos en total.

Entre sus consonantes tienen unas cosas muy raras llamadas clics o chasquidos, de los que os hablé  en el artículo sobre consonantes no pulmónicas. También expliqué qué eran los tonos en el útimo artículo sobre fonética de los lingüinis. Y tienen vocales tan extrañas, que si os las describo no sabrías ni como empezar a poner la boca (al menos yo no fui capaz).

Si mirais en el mapa dónde hablan Rotokas (Papúa Nueva Guinea) y dónde !Xoon (Botsuana) podéis observar algo muy interesante. Como propone el Dr. Atkinson, de la Universidad de Nueva Zelanda, en un artículo en Science es posible que todas las lenguas modernas desciendan de una única lengua ascentral hablada en África hace unos 50 mil años, como sugiere el hecho de que el número de fonemas a medida que uno se aleja de África va decreciendo.

La fonética de las lenguas: Los tonos

¿Pero qué es eso de los tonos? Los que estudiéis chino lo sabréis, pero para los que no, os diré que en vez de utilizar la entonación para expresar información emocional o diferenciar una afirmación de una pregunta o exclamación, como hacemos en español, en inglés, etc, en las lenguas llamadas tonales utilizan el tono como elemento diferenciador entre palabras, influyendo en su significado.

Para ilustrarlo, veamos los tonos del chino. Como podéis ver en la figura, una misma sílaba se puede pronunciar de cuatro formas diferentes: un tono alto y sostenido (primer tono), un tono ascendente (segundo tono), un tono descendente y ascendente (tercer tono) y un tono descendente (cuarto tono). También tienen un quinto tono adicional, un tono neutral o suave que depende de los precedentes.

De esta forma, (mamá), (cáñamo), (caballo), (reñir) y ma (particula interrogativa) significan cosas diferentes. El problema de esto es que para hablantes de lenguas no tonales como el español nos cuesta mucho escuchar y pronunciar conscientemente esas diferencias.

Si esto ya os parece una locura, esperad a leer lo siguiente ¡En algunas lenguas se distinguen hasta 5 niveles de tonalidad diferente con los correspondientes tonos entre ellos!¡En lenguas como el Mpi en Tailandia distinguen entre 3 tonos ascendentes diferentes! ¡En el idioma chatino, indígena de México diferencia hasta 14 tonos!